domingo, 6 de marzo de 2011

QUIERO SER MEJOR PERSONA


Quiero volver a confiar
Fuimos criados con principios morales comunes:
Cuando éramos niños, madres, padres, profesores, abuelos, tíos, vecinos
Eran autoridades dignas de respeto y consideración.
Cuanto más próximos o más viejos, más afecto nos dieron .Era inimaginable responder mal educadamente a los más ancianos, a maestros o autoridades…HABIA RESPETO
Confiábamos en los adultos porque todos eran padres , madres o familiares de todos los chicos de la cuadra, del barrio, de la ciudad…
Teníamos miedo apenas de lo oscuro, de los sapos, ratones,o películas de terror…
Hoy tengo una tristeza infinita
por todo lo que hemos perdido.
Por todo lo que mis nietos un día temerán.
Por el miedo en la mirada de los niños, jóvenes, viejos y adultos.
¿Derechos humanos para criminales.. ?
¿deberes ilimitados para ciudadanos honestos… ?
¿Pagar las deudas es ser tonto..?
¿amnistía para los estafadores…?
¿Los honestos son tontos..?
¿No tomar ventaja es ser necio.. ?
¿Qué pasó con nosotros..?
Profesores maltratados en las aulas, comerciantes amenazados por traficantes, los corruptos pavoneándose de su poder, rejas en nuestras ventanas y puertas.

Cada uno encerrado en su mundo
QUE VALORES SON ESTOS?
Autos que valen más que abrazos, hijos queriendo regalos por pasar de curso.
Celulares en las mochilas de los recien salidos de los pañales.
¿Qué tenemos que dar para recibir un abrazo?
Más vale un Armani que un diploma.
Más vale una pantalla gigante que una conversación
Más vale un auto caro que una amistad a toda prueba.
Más vale parecer
que ser…
Más vale parecer
que ser…
CUANDO FUE QUE SER CORRECTO DESAPARECIO O SE HIZO RIDICULO?
¡¡Quiero sacar las rejas de mi ventana para tocar las flores!!
Quiero sentarme en la vereda y tener la puerta abierta en las noches de verano
Quiero la honestidad como motivo de orgullo.
Quiero la rectitud de carácter, la cara limpia y la mirada a los ojos.
Quiero volver a enorgullecerme de nuestros líderes políticos.
Quiero la esperanza, la alegría, la confianza, la fe…
Quiero la verguenza, y la solidaridad.
Quiero que la “palabra de hombre” vuelva a ser sinónimo de juramento.
Quiero el retorno de la verdadera vida, simple como la lluvia, limpia como un cielo de abril, leve como la brisa de la mañana!
¡Abajo el “TENER”!
¡Viva el SER”!
Y definitivamente común, como yo o como tú.
Adoro un mundo simple y común.
Tener el amor, la caridad, la solidaridad como bases de vida.
Vamos a volver a ser “gente”, a recuperar la “tribu” perdida
Vamos a construir un mundo mejor, más justo,
donde las personas respeten a las personas, con tolerancia y sin permisividad.
¿Utopia?
¿No...?
¿...Si?
¿Quién sabe?...
Por lo menos,
hagamos el intento…

DESCONZO EL AUTOR

12 comentarios:

  1. Que se te echaba de menos!!!! Chiqui....dudo mucho que tú puedas ser mejor persona, en cada uno de tus post demuestras lo LINDA que eres por dentro. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Ariadna, esperemos que todo eso, todavía estemos a tiempo, de recuperar.
    Nos creemos con mucha modernidad, cuando lo que de verdad vale la pena, cada vez está más lejos de nosotros.
    Confío en que todavía, no sea demasiado tarde, para que se vuelvan a recuperar esos valores, que deberían adornarnos a tod@s.
    Muy feliz domingo
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  3. Tenemos una ardua labor Ariadna para con nuestros niños. Inculcarles valores para que no formen parte de todo eso que mencionas. Es muy triste el retroceso que en ese sentido hemos tenido, pero confío en que aún podemos reconducirlo todo.
    Un abrazo muy grande y gracias por tan lindo texto.

    ResponderEliminar
  4. Animo Ariadna, creo que eso que pides no es una utopia,tarde o temprano todo llegara, hay que darle tiempo,y el ladron, el estafador, el mafioso, y el asesino, seran cazados como raton con queso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me llegó lo de sentarse en la vereda y tener abierta la puerta en las noches de verano, porque así era en mi casa hace ya muchos años...cuantas cosas se han perdido...o quizás estén escondidas, esperando poder salir a jugar nuevamente.
    Un beso enorme.
    Marga

    ResponderEliminar
  6. Hola Ariadna
    Me encantó la frase "abajo el tener y arriba el ser".
    Es muy cierto todo lo que decis, los valores se han ido deteriorando y han dejado paso a otra forma de calificacion de seres humanos.
    Yo me crié en un pueblo donde solo se cerraba la puerta cuando hacia frio.
    Yo desde mi humilde lugar y desde la educación que recibí y transmito a mis hijos, siempre trato de inculcarles valores, respeto, dignidad y eso solo se logra con la comunicación permanente.
    Muy buen post!
    Mil besos Ariadna!

    ResponderEliminar
  7. Yo quisiera tener esperanzas que todo esto en algún momento se revierta. Es muy doloroso ver como se perdieron los valors, el respeto y, como bien dices, que los derechos humanos sea sólo para los delincuentes. Un beso grande y que tengas un buen resto de semana.

    ResponderEliminar
  8. Hermosos deseos, que muchos compartimos, pero que lamentablemente nunca se realizaran. Pero dentro de este mundo feo, existe el amor, la alegria y la felicidad, solo es cuestion de acomodarse a las circunstancias.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que identificada me siento con esta entrada. Cuantas veces pienso lo mismo y me contesto que quizá toda esta desproporción que estamos viviendo sea para darnos cuenta de que no podemos seguir así y de que hay algunos valores que deberíamos recuperar aunque solo sea por nuestra propia supervivecia como seres Humanos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Yo también he conocido ese pasado mejor que describes, en el que las personas eran más valiosas que las cosas. Los buenos pensamientos y deseos nos impulsan a hacer que todos seamos felices y estoy seguro que nunca desaparecerán mientras haya personas como nosotros que los hagan realidad. El cambio ya está en marcha.
    Gracias por ayudar con tu blog a hacer que tus buenos deseos, se hagan realidad :)
    Antonio J

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2/9/12 19:43

    Que buen texto adriana no se hablar mucho
    Pero me gusto bastante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo, yo vivi una infancia que ya quisieran los niños de ahora, ni moviles, ni tablets...cero tecnologia... Y eramos felices...habia inocencia, valores tradicionales los cuales agradezco q me los inculcaran en aquel momento cuando
    todavia no se habian extinguido, habia una magia especial en cada cosa q hacias, tenias objetivos e ilusiones y los derechos justos.. Ahora los menosres tienen derechos de mas, absurdos...ahora ya no hay ilusion ni entusiasmo, ahora solo existe la comodidad, la soledad q nos dan las redes sociales, la falsedad de nuestros politicos q nos derrochan a cada paso incertidumbre y frustracion... Hay tanto q decir... Espero q algun dia nos demos cuenta de lo mal q lo hacemos y rectifiquemos.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO, ES VALIOSO PARA MI SABER TU OPINION..