miércoles, 3 de julio de 2013

SABES QUE ES LA RUMIACION MENTAL? Y LO MEJOR DE TODO PUEDES EVITARLA¡



Durante ciertos momentos o eventos de nuestra vida, existen recuerdos, ideas, reflexiones, preocupaciones o decisiones que se mantienen dando vueltas en la cabeza por algún tiempo. Pero estos pensamientos nos pueden atrapar convirtiéndose en un ciclo visioso muy peligrosos.

¿Que es la rumiación mental?
- Esto es normal y lo que se busca es encontrar una solución, diseñar una estrategia o tratar de comprender nuestras emociones, lo que sucedió, sus razones o incluso las razones y motivos de otros involucrados.
- No dejamos de ser seres que construyen sus historias bajo narrativas para que estas tengan sentido.
- Es la reflexión repetitiva, obsesiva o anormal sobre una idea, deliberación, o sobre una elección. 
- Como una bola de nieve, empezamos con un pequeño pensamiento y este se va expandiendo a través de conjeturas, la gran mayoría de las veces ilógicas e irracionales.
- Los pensamientos que así surgen, ya no tienen ninguna utilidad y propósito, surgen de manera impulsiva e intrusiva y nos conducen a peores estados emocionales, físicos e incluso mentales.
 
¿Por qué es negativa?
- Porque es un estilo de pensamiento que ha dejado de ser adaptativo; es decir, que nos es útil para un fin determinado.
- La rumiación nos ofrece muy pocas oportunidades de reflexión propositiva y suele intensificar el estrés psicológico y mental que ya de por sí traemos.
 
¿Cuáles son los efectos de la rumiación mental?
1. Crean un círculo vicioso
- Fácilmente puedes quedar atrapado en él.
- Puede volverse una adicción
- Mientras más rumias, más buscarás hacerlo.
2. Incrementa el riesgo de depresión y puede prolongar la duración de episodios pre existentes.
3. Está asociada con un gran riesgo en el consumo de alcohol.
- Frecuentemente se bebe para acallar esas voces interiores que nos producen irritabilidad y tristeza constantes.
4. Se asocia con un mayor riesgo de desórdenes alimenticios
- Porque se usa la comida como una forma de canalizar el estrés que la rumiación nos provoca.
5. Favorece el pensamiento negativo y catastrofista.
- Se ve permeando no sólo nuestro estado de ánimo en general, sino nuestro pensamiento y forma de ver las cosas.
- Se contamina nuestra vida en diversas áreas.
6. Impide la resolución de problemas.
- Por ejemplo, un estudio encontró que un grupo de mujeres que se detectó una masa o bolita en el seno, esperó dos meses más para ir al médico que aquellas mujeres que no estuvieron rumiando sobre el hecho.
7. Afecta la salud física de los adultos mayores.
- Un estudio publicado en la revista “Psychosomatic Medicine” y realizado por la Dra. Dorthe Kirkegaard Thomsen, del departamento de psicología de la Universidad de Aarus, en Dinamarca, y realizado entre 314 personas, entre 70 a 85 años, señala que la rumiación produce los siguientes efectos en la salud, específicamente en el sistema inmune:
- Disminución en conteos de leucocitos, linfocitos totales y células B.
- Esta disminución no estaba mediada por otros factores como la tristeza o la calidad del sueño.
- Es importante señalar que un porcentaje de estos sujetos sujetos de estudio ya presentaban rumiación desde la juventud
 
¿Cómo romper el ciclo de la rumiación?
Debido a su naturaleza adictiva, esto debe hacerse de tajo.
- Cada vez que te sorprendas rumiando incesantemente una idea, resentimiento o pensamiento que te arrastre negativamente al pasado, o te haga ver el futuro de manera catastrofista, sigue estos tres pasos:
a. ¡Basta!
- Está probado que utilizar una palabra que nos haga sentido, como “Basta”, “Para”, “Alto”...  cada vez que tengas esos pensamientos repetitivos, ayuda a detenerlos rápidamente en el momento.
- Elige la palabra que mejor te haga detener tu mente.
b. Cambia
- Cambia tu corporalidad; principalmente enderezando tu espalda, colocando tu barbilla en un ángulo de 90° con relación al piso si estas de pie o sentado y tomando una respiración profunda.
- También funciona ponerte de pie y estirarte como si acabaras de levantarte.
- Dirige tu atención hacia alguna actividad que nada tenga que ver con tu rumiación.  Prácticamente cualquier actividad ayuda.
c. Sigue
- Retoma la actividad que estabas realizando de ser necesario.
- Estos pasos por sí mismos no van a resolver de inmediato tu hábito de rumiar, pero empiezan a deconstruir la compulsión de hacerlo, debilitando eventualmente su aparición.
Los problemas se resuelven actuando, no pensando en actuar.

6 comentarios:

  1. Hola Ariadna
    Que interesante!...nunca me había puesto a pensar en la "rumiación mental".
    Me encantó la última frase.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post. Muy interesante., Ojalá rumiáramos pensamientos psotivos y seríamos más felices y estaríamos más relajados

    ResponderEliminar
  3. Por ello yo, ya no pienso.
    (Pienso, de pensar, no de alimento)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy buen Blog Felicidades.

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo lo pondré en marcha

    ResponderEliminar
  6. Hola Ariadna!! Tengo 23 y hasta que leí esta publicación me he dado cuenta que rumiado casi toda mi vida, para problemas en relaciones interpersonales siempre Rumio, lastimosamente cosas negativas, es un ciclo vicioso que, en mi caso, solo me ha llevado a ideas irracionales y y como tú bien dices, no me ha brindado solución alguna, los 3 pasos que recomiendas los comencé a probar hoy mismo, y la verdad es que me han dado resultados, aunque no permanentes, inmediatos, muy bueno Tu Blog, te agradezco!!

    ResponderEliminar

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO, ES VALIOSO PARA MI SABER TU OPINION..