viernes, 29 de octubre de 2010

LA VIDA Y EL MAR


Te das cuenta de que la vida es como el mar?

...Hay días que son azules y tranquilos, con las aguas acogedoras, deliciosas.

...Otros días son nublados, con grandes tempestades, aunque cuando parece que el océano te va a devorar nace un nuevo día lleno de sol y calor.

...Navegamos en medio de este océano.
Somos lanchitas pequeñas, pero grandiosas. Cada lancha tiene su timón.

...Sabes que para llegar a tu meta tendrás que atravesar -como todos- grandes tormentas de todo tipo: pasionales, depresivas, morales, económicas.

Sin embargo, tienes el timón en tus manos.
Como todo marinero, debes saber manejar el timón.

Diariamente tenemos que ir gobernando el timón; debemos tomar determinaciones, decisiones para enderezar nuestra vida.

Tendrás que tomar decisiones.
Tómalas con la seguridad de que nada te aparte de tu camino, de tu meta.
Toma el timón de tu nave para que tengas la seguridad de que siempre llegaras a puerto seguro.

De ti depende la felicidad, solo de ti.
Entonces, vive intensamente el momento presente.
Concentra todo tu ser en lo que haces y no temas al futuro.

14 comentarios:

  1. Es cierto que nuestra vidas son como el mar. Nunca lo había pensado de esa manera. Gracias por compartir tan buena reflexión. Un beso y que tengas un lidno fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Bonita comparación, y con la que estoy en total acuerdo.

    ¡¡¡vivamos el aquí y el ahora!!! Atesorando cada momento porque es único.

    Un besote y que tengas un bellísimo fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Excelente comparación, y nosotgros somos el barco en donde navegamos con nuestros sentimientos, y asi movemos el timón saliendo de las tormentas, navegando hacia un mar en calma.
    me gusto leerte.saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que debemos saber manejar el timon de nuestra vida...pero no es fácil muchas veces Ari...y las marejadas nos alborotan. Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
  5. HOLA ARIADNA: UN GUSTO SALUDARTE Y DECIRTE QUE MUY PRONTO VOY A TENER LA SEGUNDA CAJITA...BUENO LLEVAR EL TIMON ES UNA TAREA DIFICIL, SE NECESITA MUCHA DESTREZA Y ESO DEPENDE DE LA INTELEGENCIA Y EL ENTUSIASMO DE CADA UNO.-
    UN BESO MUY GRANDE.-

    ResponderEliminar
  6. Hola Ariadna
    Es cierto, la vida es como el mar.
    Pero no hay que tenerle miedo, hay que estar alertas y enfrentar el dia a dia.
    Hay que vivir sin que nuestra felicidad dependa de los demás, proponernos ser felices desde adentro.
    Mil besos Ariadna y que tengas un fin de semana lleno de felicidad, tu propia felicidad!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Ariadna:
    La tierra, el verde, el cielo, el azúl; toda la naturaleza, el ser humano y en especial el mar son uno con la vida misma. Cuando voy al mar renuevo mi energía vital, mi pasión, mi calma todo renueva su sentido...
    Tu reflexión me ha llevado al mar y a lo que experimento...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Bonita y acertada comparación Ariadna.
    Quizás por eso nos quedamos contemplándolo en silencio y meditando en muchas ocasiones cuando estamos frente a el?
    Será para ver si logramos comprenderlo?
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Mujer hermoso lo que escribiste. Soy de una ciudad grande y me voy a ir a vivir a la costa, cerquita del mar. Espero poder establecer una relación así con mi mar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Buenisimo tu blog,Ariadna.No tiene desperdicio.
    Desde ya soy tu seguidora.
    Saludos Celia

    ResponderEliminar
  11. Hola Ariadna bonito relato desde el Mar Mediterraneo Feliz fin de semana.
    Risoabrazos

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tu visita y tus palabras.

    Te djo un poema,


    POEMA

    Me gustaría saber
    la consistencia de la arena movediza,
    la resistencia del puente,
    la profundidad del arrollo,
    la fuerza del viento,
    la proximidad del plazo,
    la partitura del encuentro,
    la firmeza del abrazo,
    la intensidad del beso...



    anuar iva´n.

    ResponderEliminar
  13. Mónica Alarcón14/9/13 21:39

    Ariadna: Tú nombre es hermos, es más mi hija mayor se llama como tú.
    Quiero decirte que mientras más agitado y bravo esté la mar de nuestro exterior, en nuestro entorno, no dejemos de conservar nuestra paz interior.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO, ES VALIOSO PARA MI SABER TU OPINION..